Hace unos días llegó a mis oídos que, la plataforma de Netflix, había lanzado su último film navideño «David y los elfos», calificado para todos los públicos. Aunque en el fondo, no es una película apta para todos los niños.

Pues bien, después de la crítica recibida y la advertencia de algunos padres, decidí ver la película con la intención de evitar que mi hija mayor, pudiera llevarse una desilusión.

He de confesar que a pesar de las críticas, la película tiene un final feliz, pero ¡ojo! no considero que deba estar catalogada para todos los públicos ya que las conversaciones que mantienen los adultos durante el fiml, destripa a personajes como Papá Noel o el Ratoncito Pérez.

Si en vuestra familia aún mantenéis viva la magia de la navidad y queréis continuar con la tradición de celebrar la visita de Papá Noel o Los Reyes Magos, os recomiendo que no veáis la película en compañía de vuestros hijos.

Puede que los más pequeños de la casa, aún no presten atención a los comentarios que hacen algunos actores durante el largometraje. Pero los niños de entre 8 y 10 años, que ya entienden los diálogos y están a un paso de perder la magia que rodea a la navidad, esta película les puede sembrar dudas sobre la verdadera identidad procedente de Oriente o del Polo Norte.

Sinceramente, no creo que esta sea la mejor forma de descubrir el secreto mejor guardando durante la infancia de nuestros hijos.

Yo personalmente, respeto a todas aquellas familias que, decidan no continuar con la tradición porque consideren que no es algo mágico sino una cruel mentira de la que no quieren hacer partícipes a sus hijos.

Pero el resto de personas que por el contrario, hemos decidido seguir con la tradición navideña en la que nos hemos criado, merecemos el mismo respeto.

Por lo tanto, cuando se lanza un estreno que abarca en su mayoría al público infantil, y que tiene un contenido tan sensible y susceptible para los niños, considero que, como mínimo, deberían limitar la edad de su audiencia hasta los +10 años.

De esta forma, los niños que no alcancen la edad recomendada no tendrán acceso a la película «David y los elfos» a través de la plataforma de Netflix.

Resumiendo, si eres padre o madre de un niño menor de 10 años y estás buscando una película navideña para ver en familia durante las fiestas, te recomiendo que antes de escoger el film polaco «David y los Elfos», le eches un vistazo y valores si el contenido es apropiado o no para tus hijos.

Espero que esta «alerta» o aviso, evite algún momento comprometido o bochornosos frente a la magia que aún rodea la infancia de los niños.

Si tienes alguna duda puedes dejar un comentario al final del post. ¡Pero recuerda!, estamos tratando un temema delicado y al que podría tener acceso cualquier persona a través de internet, incluidos los peques de la casa.

Author

Soy Isabel, madrileña, trabajadora, mamá de 2 niñas y un bebé recién nacido con el que hemos formado familia numerosa. Apasionada del DIY y la decoración. En mi bitácora encontrarás info sobre el embarazo, maternidad, lactancia y crianza según mi experiencia como madre.

Deja un comentario

Pin It
A %d blogueros les gusta esto: