Este Domingo nos fuimos de excursión a Burrolandia. El último refugio en Madrid fundado en 1996 y cuyo objetivo es evitar la extinción del burro.

Actualmente, burrolandia es una protectora animal que acoge no sólo a burros y mulas que ya no son funcionales, sino a otros animales como cabras, caballos, ovejas y gallinas.

Gracias a los 26 años de dedicación, esfuerzo y rescate, han logrado conservar y recuperar una especie casi olvidada para la población actual, asegurando el bienestar y supervivencia de los burros.

¿Qué puedes hacer en Burrolandia?

Como os decía, este fin de semana visitamos Burrolandia para que las niñas pudiesen disfrutar de esta maravillosa experiencia.

Pasamos la mañana con diversos animales que acampaban libremente por el recinto del refugio. Se acercaban a nosotros para conocernos e incluso nos dejaban acariciarles. Aunque a simple vista no lo parezca, el burro es un animal súper tierno y cariñoso.

Una de las experiencias que más le gustó a las niñas fue poder alimentarles. En el recinto, puedes comprar bolsas con vegetales que están listas para dar de comer a los animales. ¡ojo! Que en cuanto huelan las zanahorias vienen todos corriendo hacia ti.

Además de disfrutar de su compañía, también podrás fotografiar y grabar libremente cada momento que pases en compañía de los animales. Aunque debemos respetar su espacio y evitar agobiarles.

Una vez allí, podéis acceder a las cuadras y casetas donde conviven en su día a día. Conocer los instrumentos y reliquias que se utilizaban antiguamente y que próximamente se encontraran en el futuro «museo del burro» (en construcción).

Nosotros reservamos el segundo turno (12.30 a 14:30h), aprovechando el buen día que hacía y con la idea de poder almozar en el recinto. Aunque finalmente algunos burros se acercaron a las mesas y, por accidente, se dieron un festín a nuestra costa. Así que tuvimos que interrumpir el almuerzo.

Lo bueno de esta anécdota, es que pasamos un buen rato y muchas risas. Además, no todos los días puedes contar en el colegio ¡que te robó la comida un burro!

Para los niños, esta visita es un contacto directo con la naturaleza y una oportunidad de experimentar y conocer a una especie que está en peligro de extinción. Así que os recomiendo que hagáis la excursión con los peques en cuanto tengáis oportunidad.

Información, visitas y horarios

  • Excursión a Burrolandia
  • Fecha: Domingo (abierto todo el año)
  • Horario: De 10:00 a 14:30h
  • Precio: Entrada Gratuita
  • Lugar: Tres Cantos (Madrid)

Con motivo del Covid-19, las visitas se realizan en 2 turnos y con aforo limitado. El horario es de 10:00 a 12:00h la primera visita, y de 12:30 a 14:30h el segundo pase.

Hay que reservar las entradas con una semana de antelación. Solo se pueden comprar los Lunes y Viernes a las 08:00h vía online. Es una excursión muy demandada por lo que no resulta fácil conseguirlas. Os recomiendo que hagáis la reserva a primera hora de la mañana. Os dejo aquí el enlace.

Aunque la entrada al refugio es gratuita, podéis hacer un donativo voluntario a la salida del recinto. De esta forma, entre todos podemos ayudar a la protectora de animales para que sigan haciendo esta gran labor altruista.

Importante: No se puede introducir comida del exterior en el recinto para los animales ni hacer un Picnic casero. Podéis almorzar un bocadillo dentro del refugio en el merendero que hay al aire libre (techado) justo al lado de la cafetería.

Burroplanet – Excursiones para grupos y colegios

Si eres profesor/a en algún colegio, escuela infantil o movimiento Scout , puedes proponer a tu centro educativo o asociación realizar una excursión a Burrolandia para que los niños disfruten de esta gran aventura y conozcan la especie, su origen, forma de vida, las labores que hacen en el refugio así como talleres educativos que fomentan el contacto con la naturaleza y el mundo rural.

Si os interesa esta propuesta, podéis solicitar más información aquí.

Apadrina un burro

Una forma muy bonita de ayudar o colaborar con la protectora de animales es apradinando un burro.

Puedes hacer un donativo voluntario mensual (tu eliges el importe), y podrás disfrutar de muchas ventajas. Como por ejemplo, ponerle nombre al burro que apadrines, visitarle cualquier día de la semana para alimentarle, pasarle, cepillarle o practicar algunas tareas de voluntariado.

Además podrás asistir a los eventos de la asociación y recibirás un certificado con tu nombre, la historia, procedencia e imágenes del burro.

Una iniciativa súper bonita para que los peques estén en contacto con los animales y puedan cuidar de su nuevo amigo. Si os animáis, podéis apradinar a vuestro burrito aquí.

¿Quieres ser Voluntario en Burrolandia?

Hay otras formas de colaborar con la asociación, como por ejemplo, entrando en la lista de voluntariado. Si tenéis tiempo libre y os queréis familiarizar con la especie y prestar vuestra ayuda de forma directa y presencial, podéis visitar burrolandia o informaros aquí.

Espero que os haya gustado el artículo y os animéis a visitar Burrolandia. Si tenéis alguna duda podéis dejar un comentario al final del post.

Author

Soy Isabel, madrileña, trabajadora, mamá de 2 niñas y un bebé recién nacido con el que hemos formado familia numerosa. Apasionada del DIY y la decoración. En mi bitácora encontrarás info sobre el embarazo, maternidad, lactancia y crianza según mi experiencia como madre.

Deja un comentario

Pin It
A %d blogueros les gusta esto: