Esta semana hemos estado hablando sobre la higiene bucal de nuestros hijos. Y muchas familias se preguntaban cuándo deben realizar la primera visita con los niños al dentista.

Normalmente, la primera revisión dental se suele realizar cuando la dentadura de leche, compuesta por 20 dientes, esté completa. Es decir, sobre los 3 años de edad. Si en la consulta no se detecta ningún problema, las revisiones deberán hacerse aproximadamente una vez al año.

¿Cuándo deben comenzar los niños con la higiene bucal?

Cada vez son más los niños que presentan caries a una edad muy temprana. Es por ellos que los odontólogos recomienda comenzar con la higiene bucal incluso antes de que salga el primer diente. Por este motivo, en la última década se ha adelantando la primera visita al dentista tras cumplir el primer año de edad.

Con esta primera consulta, se intenta prevenir la aparición de caries en edad prescolar u otros problemas asociados a la primera dentición. Es conveniente que los padres revisemos de forma regular los dientes de nuestros hijos. Para verificar que su dentadura es saludable, los dientes deberían presentar un aspecto blanco uniforme. Si por el contrario detectamos la aparición de manchas o puntos, deberíamos solicitar un cita con el odontólogo pediátrico.

Cómo prevenir la aparición de caries en la dentición infantil

Cuando nuestros hijos aún son bebés, debemos realizar una limpieza diaria en sus encías después de cada toma. Para ello, podemos emplear una gasita humedecida.

Cuando aparezcan los primeros dientes, debemos comenzar a utilizar el cepillo, teniendo en cuanta que los niños no pueden recurrir al uso de los dentífricos hasta cumplir los 2 años de edad, que suele ser cuando desarrollan la capacidad de expulsar la pasta de dientes y de este modo evitamos que la ingieran.

¿Es recomendable que los niños utilicen un dentífrico con flúor?

A partir de los 2 años nuestros hijos pueden comenzar a utilizar algún dentífrico infantil, pero se recomienda que la pasta de dientes tenga un bajo contenido en flúor. Aunque este químico previene las caries, un uso inadecuado podría perjudicar la salud bucodental de los niños y provocar fluorosis.

Os cuento mi experiencia con mi hija mayor. Cuando cumplió los 3 años le compramos su primer dentífrico infantil, este contenía flúor y por aquel entonces no conocíamos el daño que podía causar en su dentición. Por lo que empezamos a utilizarlos a diario después de cada comida.

Un año más tarde en una de las revisiones rutinarias, la odontóloga pediátrica nos dijo que nuestra hija tenía dañado el esmalte y que por desgracia, se encontraba con esta situación en niños de edad prescolar con bastante frecuencia.

En los casos más leves aparecerán manchas y el los más graves se puede destruir el esmalte. Es por ello que nos recomendaron utilizar algún dentífrico con bajo contenido en flúor.

Es importante comenzar cuanto antes a cuidar la higiene bucal de nuestros hijos. Incorporar en sus rutinas el hábito de cepillarse los dientes a diario desde que son pequeñitos, revisar de forma periódica su dentadura y acudir al dentista para realizar revisiones como mínimo una vez al año.

Si tienes alguna duda o quieres darnos tu opinión la respecto, te invito a dejar un comentario al final del artículo.

Author

Soy Isabel, madrileña, trabajadora (CFO) y Asesora de Lactancia Materna en proceso. Bimamá de niñarepera (7 años) y bebérepera (newborn). En mi bitácora encontrarás info sobre el embarazo, maternidad, lactancia y crianza. Noticias relevantes y curiosidades de nuestro día a día.

Deja un comentario

Pin It
A %d blogueros les gusta esto: