Cuando estamos esperando recibir la maravillosa noticia de que vamos a ser mamás, solemos estar muy atentas a los síntomas previos que nuestro cuerpo experimenta con motivo de los cambios que se producen en nuestro organismo durante el embarazo.

Que levante la mano quien no se haya realizado un test de embarazo antes de tiempo con la ilusión de ver las dos rayitas que tanta felicidad nos aportan cuando queremos ampliar la familia. Si estáis leyendo este artículo, es porque aún os quedan algunos días para poder confirmar el embarazo y, por el contrario, ya presentáis algunos síntomas que os hacen pensar que esta vez sí que sí, estás embarazada.

Lo cierto es que algunas mujeres tenemos más síntomas mientras otras futuras mamás, no sienten nada hasta pasadas unas semanas. En mi caso, presenté síntomas precoces durante el segundo embarazo y lo quería compartir con todas aquellas futuras mamás que ahora mismo se encuentran en una situación de incertidumbre.

Síntomas de embarazo antes de la primera falta

Durante el primer embarazo no tuve síntomas hasta después de la primera falta. Sin embargo, en el segundo embarazo, supe que lo estaba apenas 1 semana después de haber concebido a mi bebé. Estos son algunos de los síntomas que tuve.

Mareos. Recuerdo que fue el primer síntoma que presenté. Tenía la sensación de que me iba a caer al suelo. Más o menos como cuando sufres una bajada de tensión. Me duraron varios días hasta que finalmente fueron desapareciendo.

Náuseas y vómitos matinales. Es uno de los síntomas más descriptivos del embarazo. Aparecieron la primera semana y los sufría a primera hora de la mañana antes de incorporarme de la cama. Duraban unos escasos minutos y conseguí apaciguarlo comiendo un par de galletas que dejaba en la mesita de noche. Pero ¡ojo!, que no todas las mamás lo sufren, es más, yo no tuve náuseas matinales durante mi primer embarazo.

Dolor de cabeza. No es un dolor constante sino más bien algo espontáneo que aparece en diferentes horas del día. Aunque el dolor de cabeza puede estar motivado por causas que no tienen que ver con el embarazo, lo cierto es que, si va ligado a otros síntomas, puede estar producido por los cambios hormonales de la gestación.

Olfato. A una gran mayoría de mamás se nos agudiza el olfato cuando estamos esperando la llegada del bebé. En el segundo y tercer embarazo padecí este síntoma que, a veces, resulta muy desagradable ya que percibes de forma muy concentrada algunos olores que hasta pueden provocar náuseas. En el artículo Embarazo 2.0 os cuento la historia del famoso plátano.

Fatiga. En los dos últimos embarazos la fatiga me acompañó desde el primero día. Recuerdo que no podía subir las escaleras de mi casa porque sentía que me faltaba el aire y me costaba respirar, por lo que me veía obligada a coger el ascensor. O simplemente al coger las bolsas de la compra, una pequeña carrera.. Cualquier mínimo esfuerzo me hacía detenerme para recuperar el aliento.

Flujo vaginal. El flujo vaginal es algo que todas las mujeres experimentamos durante el embarazo. Pero los primeros días de gestación, solo algunas mamás notarán que tienen un exceso de flujo en su ropa interior. Suele ser de color blanquecino o un poco amarillento, y más espeso de lo normal.

Pinchazos o dolor pélvico. Este síntoma puede aparecer como una leve molestia o por el contrario, sentir un fuerte dolor muy similar al que padecemos con la menstruación. Son como calambres o pinchazos en la zona uterina, y en principio, está motivados por el periodo de implantación. Así que no te asustes porque es normal e irá desapareciendo con el paso de las semanas.

Sueño y cansancio. Los primeros días del embarazo me pasaba las horas bostezando. Suele aparecer de forma temprana y perdura hasta que finaliza el primer trimestre. Aunque en algunos casos, esta sintomatología puede perdurar algunos meses más.

Aumento frecuencia urinaria. Este fue de los primeros síntomas que tuve en el último embarazo. Me despertaba por las noches con ganas de orinar, y era la misma sensación que tenía antes de dar a luz a la mediana. Así que empecé a sospechar y días más confirmé el tercer embarazo.

Estos serían los síntomas más llamativos que tuve antes de la primera falta y durante los primeros días de embarazo. No tenéis por qué padecer todos ellos, pero estad atentas a los cambios que sufre vuestro cuerpo porque si tenéis varios síntomas, es probable que dentro de unas semanas podáis confirmar vuestro embarazo.

En el artículo Embarazada y resultados de las pruebas negativo, os conté que es mejor esperar unos días para haceros el test porque a veces puede pasar que, estés embarazada pero aún no se detecte la hormona hCG en la orina, como fue mi caso en el primer embarazo. Aunque a día de hoy existen varios test ultra sensibles que detectan la hormona hCG varios días antes de la regla.

Espero que el artículo de hoy os haya servido para aclarar alguna de vuestras dudas. Igualmente, os animo a que dejéis un comentario al final del post.

Author

Soy Isabel, madrileña, trabajadora, mamá de 2 niñas y un bebé recién nacido con el que hemos formado familia numerosa. Apasionada del DIY y la decoración. En mi bitácora encontrarás info sobre el embarazo, maternidad, lactancia y crianza según mi experiencia como madre.

Deja un comentario

Pin It
A %d blogueros les gusta esto: