Y casi sin darme cuenta he llegado al ecuador del embarazo. Estoy justo a la mitad del camino para ser familia numerosa. Y si todo continúa igual que en los anteriores embarazos, a partir de ahora es cuando serán más notables los síntomas y molestias.

Primeros movimientos del bebé – Semanas 15 – 20 del embarazo

Es cierto eso que dicen, que a partir del segundo embarazo la tripa crece mucho más rápido y notas antes los movimientos y pataditas del bebé.

Esta vez, en la semana 15 comencé a notar como unas «pompas» en la parte baja del vientre. En los anteriores embarazos no fue hasta dos semanas más tarde cuando tuve esta sensación.

En la semana 16 empecé a sentir las primeras pataditas. Aunque aún no era perceptible para los demás miembros de la familia y solo yo podía disfrutar de este momento tan emotivo. A partir de la semanas 17 y 18 los movimientos del bebé ya fueron en aumento. Lo sentía las 24 horas del día, sobre todo cuando adoptaba alguna postura en la que el bebé no se sentía muy cómodo.

En la semana 19 del embarazo, mi hija mayor sintió de forma muy leve la primera patadita del bebé. Lo cierto es que esta vez y a diferencia los otros dos embarazos, tengo la «placenta anterior«, y esto también influye a la hora de sentir los movimientos, ya que al estar colocado hacía la parte exterior del vientre se perciben antes.

Semana 20 de embarazo. Es ahora cuando los movimientos fetales son perceptibles a simple vista. Cuando me tumbo boca arriba y el bebé se está moviendo mucho, como si tuviese un saltarín dentro de mi útero, se aprecian sus giros en el vientre. Veo claramente como se eleva mi tripa por la zona del ombligo e incluso ya lo noto un poquito por encima de este. En la imagen podéis ver el barrigón que tengo ahora mismo en la 21+1 semanas. La foto de portada es de la semana anterior.

Síntomas en el segundo trimestre de embarazo

Y ahora sí, a medida que avanza el embarazo los síntomas y molestias también van en aumento.

  • Ardores o acidez estomacal. Es una sensación muy desagradable que suele aparecer en el segundo o tercer trimestre del embarazo. Por desgracia, yo siempre lo padezco a partir de la semana 20 de embarazo. Noto como una bola de fuego que sube y baja por el esófago y que suele aparecer después de las comidas. Sobre todo si son almuerzos copiosos (grasas, rebozados, dulces, etc.). En mi segundo embarazo, dejé de ingerir alimentos a partir de las 19:00 pm, para evitar su aparición. Así que lo primero que hago cuando comienzo a tener ardores es modificar mis horarios de comida. Aunque no puedo eliminar las molestias a medio día, pero si prevenir que no aparezcan después de las cenas porque por la noche se hace más pesado.
  • Dolor lumbar y ciático. No he tenido un embarazo sin ambas dolencias, y este, no iba a ser la excepción. El dolor en la parte baja de la espalda (lumbar) o el pinzamiento que va desde los glúteos hacía abajo de la pierna (ciático), comenzaron hace un par días aunque aún no son muy frecuentes. Tener un bebé de 14 meses que está comenzando a dar sus primeros pasos y me hace estar doblada para sujetarle de las manos, no ayuda la verdad, más bien acelera su aparición. Pero cuando estoy en reposo evito tumbarme boca arriba y esto hace que al inclinarme no me duelan las lumbares.
  • Hinchazón de pies y piernas. Salir a caminar todos los días 1 hora previene y ayuda bastante, pero no todos los días tengo tiempo de pasear. Aunque salgo con las niñas al parque o a jugar, no camino lo suficiente y lo veo reflejado en mis tobillos, ¡que ya no existen!.
  • Hemorroides. Las tuve en el primer embarazo, pude esquivarlas en el segundo, pero no me he librado en el tercero. Todavía no son muy molestas pero voy camino de ello. Me recomendaron no operarme hasta que decidiese no tener más hijos, ya que suelen aparecer durante el embarazo o parto. Es cierto que después de dar a luz no me molestan, pero hasta que llegue ese momento no queda más remedio que aguantar. Podéis consultar con vuestro ginecólogo por si os recomienda aplicar alguna pomada y mientras tanto, os podéis dar un baño de asiento que siempre alivia.
  • Fatiga. Solo la he tenido en mis dos últimos embarazos. En el segundo apareció en el primer trimestre y después mejoré bastante, sin embargo, ahora me va cada vez a más y creo que mucho tiene que ver el uso de la mascarilla por el Covid-19. Intento utilizar las quirúrgicas y evitar las FPP2 a no ser que vaya a permanecer durante mucho tiempo en algún lugar sin ventilación como ambulatorios, hospitales o centros comerciales.
  • Aumento de sed. Este síntoma es nuevo para mí. Hasta hora no había tenido la necesidad de ingerir agua cada dos por tres. Y es algo que consultaré mañana con el médico ya que he visto que puede estar dentro de lo normal, o por el contrario ser un síntoma de diabetes gestacional.

Estos serían todos los cambios que he experimentado por ahora durante el segundo trimestre del tercer embarazo. Además de las taquicardias y arritmias cardíacas que os comenté hace unos días. Ya os iré contando como transcurre el resto del embarazo.

¿Alguna de vosotras habéis padecido alguno de estos síntomas?. Os invito a que me contéis vuestra experiencia dejando un comentario al final del artículo.

Author

Soy Isabel, madrileña, trabajadora (CFO) y Asesora de Lactancia Materna en proceso. Bimamá de niñarepera (7 años) y bebérepera (newborn). En mi bitácora encontrarás info sobre el embarazo, maternidad, lactancia y crianza. Noticias relevantes y curiosidades de nuestro día a día.

Deja un comentario

Pin It
A %d blogueros les gusta esto: