5 Tips para crear un E-Commerce – mamás emprendedoras

Cada vez resulta más complicado conciliar la vida laboral con la personal cuando eres madre, es la razón por la que se ha desencadenando un boom de mamás emprendedoras en busca de una vía de escape para poder combinar el trabajo con la maternidad. Y ¡ojo! que tampoco es fácil siendo autónoma y en determinados momentos sobrevives como buenamente puedes. En mi caso me lancé y tras el nacimiento de mi hija hace 5 años decidí crear un e-commerce.

Si estas tanteando el terreno y quieres abrir una tienda online, te cuento 5 cositas que podrían ayudarte:

1. PROYECTO: Desde hace unos años el comercio electrónico ha crecido a un ritmo vertiginoso y un tercio de la población española realiza sus compras a través de internet, posicionando a España en el cuarto país de la UE en el ranking de ventas online. Hoy en día cualquier cosa que queramos comprar la tenemos a nuestra disposición en internet. Lo que aumenta cada vez más la competitividad entre las e-commerce. Por ello, si deseas emprender un negocio online primero asegúrate de que tu sector no esté demasiado explotado. Después deja aflorar tu creatividad y desarrolla un proyecto innovador, no permitas que la oferta sea el sustento de tu negocio, a no ser que tu empresa vaya a generar una venta masiva de artículos o estés dispuesto a echar un pulso con grandes superficies como Amazon.

2. PRESUPUESTO: Hay que tener en cuenta que los negocios requieren de una importante inversión inicial. Algunas personas han desarrollado ideas tan brillantes que en pocos meses comienzan a obtener beneficios. Pero por norma general, el resultado del primer año de trabajo suele ser lo comido por lo servido o incluso salir en negativo. Esto no quiere decir que tu negocio sea un fracaso, sino que es momento de recaudar la inversión que has realizado para recuperarte y posteriormente ir adquiriendo beneficios, ¡pero con calma!. Te recomiendo si decides emprender este camino en solitario y no cuentas con la aportación de algún socio o inversor, que dispongas de un remanente económico, no tiene porque ser una cantidad boyante, lo suficiente para poder ir pagando tus facturas y gastos mensuales durante un tiempo.

ecommerce (2

3. CLIENTES: Realizar una compra online no es igual que hacerlo en un local comercial. Debes transmitir confianza a tus clientes, informarles acerca del estado de su pedido, ofrecerles un seguimiento del mismo y cumplir con los plazos de entrega o comunicar cualquier incidente que pueda surgir. Es muy importante el servicio de atención al cliente, resolver en todo momento las dudas de cualquier usuario y disponer de una plataforma de pagos segura. A veces instalar Paypal, integrar un TPV Virtual o facilitar el ingreso en cuenta no es suficiente, algunas personas no terminan de confiar en los pagos anticipados y prefieren tramitar su pedido contra reembolso. No es mala idea ofrecer este servicio aunque conlleve gastos adicionales.

4. MARKETING: Una partida muy importante en la que deberás invertir buena parte de tu presupuesto es la publicidad. Crear un comercio online y no aparecer en las primeras páginas del buscador en google, es como no existir. Hay empresas que ofrecen servicios para mejorar tu posicionamiento SEO o también puedes optar por crear una buena campaña publicitaria (que no te resultará nada económico). Si tienes redes sociales es fundamental actualizarlas y mantenerte activo en ellas. Otra alternativa es dar a conocer tu marca o productos a través de la blogosfera, el boca a boca de toda la vida que sigue funcionando con más fuerza aún a través de la red. Todo ello generará más visitas en tu comercio electrónico, aumentará la posibilidad de incrementar la venta y a su vez te ayudará a posicionarte.

5. CONCILIACIÓN FAMILIAR: Esta es la parte más delicada, confusa y que nadie te cuenta. La idea de emprender un nuevo camino laboral en solitario, en el que puedas disponer de una mayor flexibilidad horaria para dedicarle más tiempo a tus hijos, puede convertirse en todo lo contrario si no cuentas con la ayuda de algún socio o aumentas la plantilla laboral. Ten en cuenta que dirigir una empresa propia genera muchos quebraderos de cabeza además de ser tu mismo el responsable del buen funcionamiento y servicio que ofrezcas a los clientes. Esto a veces, puede ampliar tu jornada laboral más de lo que tenías previsto inicialmente y provocar un efecto contrario al que pretendías alcanzar. Fue mi caso, y aunque no me arrepiento, hay que tratar de conseguir el equilibrio.

Es difícil conciliar…¿ mi opinión? Si tu meta profesional es emprender un negocio, confía en tu proyecto y ¡adelante!.

¡Mucha suerte a todas las mamás emprendedoras!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s